Cuando nos ponemos a limpiar debemos tener en cuenta el contenido de los diferentes productos que utilizamos. Muchos de ellos pueden ser inflamables o tóxicos, entonces antes de utilizarlos debemos leernos las instrucciones (en la entrada anterior  encontraremos la información para hacer un buen uso).

A continuación os explicamos algunas soluciones en el caso de un mal uso de algún producto o poca seguridad en su utilización:

  • En el caso de inhalación del producto, se debe respirar aire fresco antes posible para así poder extraer el producto inhalado.
  • En el caso del contacto en la piel, rápidamente debemos limpiarlo con mucha agua fresca y constante.
  • En el caso del contacto con los ojos, enjuagar con abundante agua y seguidamente aplicar un colirio, para así poder aliviar el dolor a la vista.
  • En el caso de ingestión, nunca provocar el vómito, antes que nada beber mucha agua.

Siempre que estos casos se vean graves o no se sepa cómo actuar, acudir inmediatamente a urgencias o al especialista indicado.

Desde Ambisist, esperamos que todos los profesionales estar informado de la funcionalidad y uso de cada producto para no hacer un mal uso.