La limpieza de las playas se gestiona de forma diferente según la época del año. Es por eso que muchos ayuntamientos, intensificaron su actividad durante la pasada semana santa.

Durante el invierno, cada día de la semana un tractor y dos vehículos auxiliares trabajan en las playas durante toda la mañana. Pero cuando se habla otras fechas como los meses de verano o la semana santa, crece mucho la recepción de turistas y por lo tanto la gestión es diferente:

  • Mañana: Equipos de operarios se dedican al vaciado de papeleras y a limpiar todas las calas a mano en las zonas donde las máquinas no pueden llegar.
  • Mediodía: Se vuelven a mirar las papeleras y se cambian las que haga falta. También se recogen otras acomulaciones en otras zonas. Por último, pasa un operario con un vehículo auxiliar.
  • Tarde: Se repite la gestión del mediodía.
  • Noche: Tres máquinas especiales para limpiar playas mueven la arena y limpian el borde del mar. Además, hay un operario que controla la seguridad durante el desarrollo de la actividad.