Los suelos de madera son los más complicados a la hora de limpiar, ya que requieren un cuidado especial y diferente de los otros tipos de suelos. De este modo, para hacer que el suelo quede como nuevo tienes que cuidarlo más a menudo de lo normal. A continuación, os daremos algunos consejos para hacerlo de lo más fácil:

– En primer lugar tenemos que empezar pasando la aspiradora por la zona a limpiar, para así eliminar todas las partículas y residuos que hayan quedado. De esta manera, evitaremos rayar el parqué.

– Seguidamente pasaremos un paño húmedo, pero con poca agua para evitar posibles daños a la madera, ya que estos dos elementos no son muy compatibles.

– Con la ayuda de un limpiador especial para madera / parqué, lo aplicaremos sobre la zona afectada y dejaremos que actúe. No hace falta poner una gran cantidad del producto. Seguidamente le ayudaremos con un mopa especial por el tipo de suelo. De esta manera podremos limpiar con profundidad y el hidratante para así hacerla más duradera.

– Para dar un toque brillante al suelo, se puede aplicar un poco de aceite de oliva y frotarlo con un mopa o paño limpio. De este modo, nos permitirá que no pierda el brillo.

Estos son algunos consejos que podéis utilizar al limpiar vuestros locales o tiendas que tengan el suelo de madera. Desde Ambisist recomendamos a nuestros clientes que realicen estas tareas cada semana, menos la última de ellas que aconsejamos hacerla una vez cada 3 meses.