Todos los que tenemos hogar buscamos las mayores comodidades y facilidades a la hora de limpiar, y no puede faltar entre los objetos de limpieza una aspiradora. El dilema de comprar una aspiradora viene a la hora de decidir si comprarla con o sin bolsa.

En esta entrada os explicaremos las ventajas e inconvenientes de cada tipo de aspiradora:

  • Las aspiradoras con bolsa disponen de una cubierta superior preparada para poder elevarla y extraer la bolsa. Esta cubierta actúa como filtro de retención del polvo, de manera que cuando se abre no sale el polvo, queda filtrada. Por otra parte, la reducción del ruido es un hecho a destacar en este tipo. Además, no necesitan ser vaciadas con mucha frecuencia, ya que las bolsas tienen una gran capacidad de almacenamiento, sin embargo, hay que comprar más consumibles una vez la bolsa está llena.
  • En las aspiradoras sin bolsa se sustituye la bolsa por un sistema de filtración ciclónica situado en el depósito. La forma de la aspiradora presenta un diseño más tecnológico e innovador, sin embargo, están diseñadas para facilitar su uso. Sólo hay que vaciar el depósito cuando éste está lleno, normalmente la capacidad va de 1 a 2 litros. La gran ventaja que tienen estas aspiradoras es que su filtración puede llegar a retener partículas muy diminutas.

No hay un modelo de aspiradora perfecto que pueda cumplir su función a toda la población, existen muchos tipos y muchas gamas dentro de cada marca. Muchas empresas están invirtiendo con I + D con el fin de llegar a crear una aspiradora que contenga todas las ventajas: higiene, eficacia, durabilidad y ruido. ¿Qué modelo te parece mejor? ¡Cuéntanoslo en las redes sociales!