Parecerá muy fácil lavarse las manos, pero según los expertos es casi un arte. Asimismo es una forma de salud básica, ya que con las manos tocamos todo tipo de superficies y objetos, depositando en ellas gérmenes y bacterias en abundancia.

Sistema

  • Con agua tibia, porque desinfecta mejor.
  • Mojarse las manos antes de usar el jabón.
  • Habrá frotarse las manos durante 10 segundos sin olvidarse de las muñecas.
  • Al enjuagarlas, hay que eliminar la totalidad del jabón.
  • Cerrar el grifo con un papel, el mismo que servirá para secarlas.

Frecuencia

  • Cuando se tienen que manipular alimentos.
  • Antes y después de ir al baño.
  • Cuando hemos tocado animales o restos de ellos.
  • Al tocar heridas de otros y propias.
  • Cuando nosotros estamos enfermos.
  • Tras sonarnos o sonarse a un niño.

Es muy importante ser conscientes de la importancia de lavarse las manos. Evitaremos contagiar virus y pasarnos bacterias y gérmenes.

La diferencia entre limpiar y desinfectar es clara, la primera sólo utiliza agua y jabón y quedan restos siempre y en la segunda se necesitan soluciones químicas para matar a las bacterias y gérmenes. Por lo tanto, muchas superficies siguen con microbios por mucho que estén limpias.