Si tienes piscina, sabemos que a lo largo del verano se lo tiene que limpiar para mantenerla limpia y que nos podamos bañar. Por esta razón a continuación te digamos como limpiar una piscina correctamente.

  • El primer paso es comprobar si la piscina necesita alguna reparación que se ha producido por el desgaste al utilizarla.
  • El siguiente paso, es recoger todas las hojas, flores y otros que puedan haber a la superficie de la piscina, y que el filtro no haya recogido, con la red, así los siguientes pasos serán más fáciles de realizar.
  • El tercer paso es cepillar las paredes y la escalera de la piscina con un cepillo especial por piscinas. Este paso sacará toda la suciedad que ha quedado enganchada a las paredes y a la escalera. Recuerda que en los lugares donde el agua no circula tanto que sería la escalera, tendrás que pasar más rato.
  • El siguiente paso es aspirar la piscina con una aspiradora indicada para piscinas. Con este paso el que conseguirás es limpiar todo el que pueda haber al fondo de la piscina. Hay dos tipos de aspiradoras: la automática y la manual. Si quieres ahorrar, el más trueque es la aspiradora manual.
  • El quinto paso es aumentar o disminuir el pH de la piscina si no está al nivel correcto. Primero tienes que evaluar cuál es el pH de la piscina en aquel momento, tendría que estar entre 7,2 y 7,6. Si no es así, aplica el producto químico para reducir o aumentar el pH del agua y así estar al nivel correcto.
  • Lo último es sacar del filtro todo el que haya podido recoger a lo largo de la limpieza de la piscina y que añadas la pastilla de cloro.

Por último te queremos dar algunos consejos:

Para mantener la piscina limpia te recomendamos que cada día del verano recojas con la red todo el que pueda haber a la piscina y también saques del filtro todo el que pueda haber recogido, para evitar que se pueda contaminar el agua rápidamente y hacer todos estos pasos que os hemos explicado anteriormente el menos posible, porque sabemos que se necesita mucho tiempo para hacerlo.

También te recomendamos que limpies las paredes y la escalera con el cepillo especial por piscinas una vez por semana durante el verano para así evitar que el agua se ensucie tan rápidamente.

Y finalmente, el último consejo que te damos es que durante los meses que no uses la piscina no la dejes a cuerpo descubierto, sino que la tapes con una tela para evitar que la piscina llegue a ensuciarse mucho.