La situación mundial y crisis climática han llevado a las empresas a replantear su estructura y establecer la sostenibilidad como eje central de sus acciones. Las organizaciones están trabajando para establecer un equilibrio entre los beneficios económicos, sociales y ambientales, lo que llevó a las empresas a optimizar recursos y obtener mayor rentabilidad.

Esta nueva tendencia de prácticas sostenibles y desarrollo consciente se apoya en gran parte sobre la innovación y avances tecnológicos, así como, por una economía circular, una eficiencia energética de sus procesos y en la producción, comercialización y uso de materiales sostenibles.

Para iniciar un proceso de cambio es necesario aplicar una economía circular, basada en maximizar el reciclaje, eliminar el desperdicio, proteger los recursos y reducir el impacto ambiental. Cuando se da prioridad a estas acciones, comienza el cambio y el impacto positivo hacia el planeta, la industria y en la misma empresa.

Desde Ambisist apostamos por un desarrollo respetuoso hacia el medio ambiente y seguimos con nuestro modelo de negocio sostenible y alineado con los nuevos tiempos.