Tiene una máquina fregadora y quiere que le dure el mayor tiempo posible?
Si es así sólo tiene que seguir los pasos que le mostramos a continuación y así lograra un rendimiento óptimo para su máquina.

En primer lugar, antes de cada uso de la máquina debemos verificar que el cargador de baterías haya hecho el ciclo correcto de carga y no tenga ninguna señal de alarma. Una vez revisado las baterías hay que echar un vistazo a los niveles del agua destilada y en su falta añadir. Por último, antes de utilizar nuestra fregadora no podemos olvidar que ajustar los cepillos correctamente.

Cuando hemos finalizado nuestra labor de limpieza con la máquina el primer paso que debemos seguir es el de vaciar el depósito de agua sucia con la ayuda de una manguera. A continuación desmontar el cepillo y el limpiaremos y por último, desmontar el filtro de aspiración y también el limpiaremos.

Una vez hemos hecho los pasos de antes y después de utilizar la máquina no podemos olvidar que una vez por semana tenemos que limpiar el filtro de agua y el filtro de aspiración, comprobar el estado de las gomas de la boquilla y la regulación de la arqueta, verificar el estado de las baterías, del agua y las conexiones y también revisar el estado de las mangueras de aspiración.

También debemos recordar que antes de avisar a nuestro Servicio de Atención Técnica deben comprobar algunos aspectos que son los siguientes: revisar el estado de los fusibles rearmables de la máquina, comprobar la conexión de las baterías, comprobar si el filtro del agua o de aspiración están sucios, comprobar que la manguera de aspiración no esté embozada y en las lijadoras con panel digital, tendremos que comprobar si este nos indica algún error. Sin embargo, debemos recordar también que si no utiliza la máquina a menudo, no olvide cargar la batería al menos una vez al mes.