La limpieza en las habitaciones de hotel son de suma importancia, ya que el cliente debe marcharse con un buen sabor de boca y valorar positivamente nuestro negocio.

Cuando un cliente entra a una habitación espera encontrársela limpia y ordenada. Espera no notar que anteriormente ha habido otros huéspedes y quiere que parezca que él es el que va a estrenar el espacio. Es por esa razón que la habitación debe estar impoluta y que la limpieza se convierte en una pieza clave para el buen funcionamiento del negocio.

Para realizar correctamente la limpieza os vamos a dar ciertos consejos que te van a ser muy útiles:

  • Llamar antes de entrar: Puede parecer una tontería, pero es muy importante asegurarte que no hay nadie en la habitación y no crear una situación incómoda.
  • Dejar la puerta abierta: Para generar confianza a los demás huéspedes es interesante dejar la puerta abierta para que vean las tareas que se están realizando. Además, se puede colocar un pequeño cartel indicando que se está limpiando la estancia.
  • Limpiar en el mismo orden: Para que no se te olvide ningún rincón, es importante realizar todas las tareas en el mismo orden. Abrir las ventanas para ventilar la habitación, cambiar las sábanas, limpiar el polvo…
  • Productos de bienvenida: Por último, es importante que el cliente se sienta cómodo y bien recibido al llegar. Es por eso que creemos importante colocar productos de bienvenida a los clientes.

¡Si sigues estos consejos seguro que tus clientes no tendrán ninguna queja en cuanto a la limpieza de tu hotel!