¿Cada cuánto limpias? ¿Sólo cuando ves suciedad o cada día? ¿Y tus objetos personales? La realidad es que la mayoría de personas solamente limpian cuando la suciedad es palpable. Pero, en muchos casos, la suciedad no se ve y está presente. En este post os revelaremos 4 objetos comunes que no te esperabas que generasen tantas bacterias y que necesitan ser cuidados y desinfectados en su día a día:

1. Las tablas de cortar verdura son una fuente muy propicia de captación de bacterias. Mantener la mesa poco limpia incrementa el riesgo de captación de patógenos como la salmonela, la escherichia coli, y la caulobacter.

2. Los cepillos de dientes acumulan cientos de microorganismos que provienen de nuestra cavidad bucodental. Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Barcelona y FESS, el 80% de los cepillos dentales tienen millones de microorganismos que pueden llegar a ser perjudiciales.

3. Los aparatos electrónicos son una de las principales fuentes de captación de bacterias. La manipulación de móviles, tablets, mandos a distancia…contienen una gran diversidad de microorganismos no saludables.

4. El dinero es una plaga de bacterias, el intercambio de billetes entre los humanos provoca que tanto el dinero, carteras, como cajeros automáticos contengan una pluralidad de bacterias impresionante.

Así pues, es importante desinfectar todos los objetos personales con frecuencia, estos pueden estar sometidos a la manipulación diaria por miles de personas, y pueden ser fuente de dolencias u otras infecciones.

Desde Ambisist ofrecemos un servicio personalizado y adecuado a cada consumidor, previniendo a todos nuestros clientes de posibles infecciones o dolencias a causa de la suciedad que, visible o invisible, siempre es existente.