Una mesa de cristal luce perfecta en cualquier casa u oficina, pero, al mismo tiempo, se trata de una superficie que puede sufrir si no se limpia y manipula adecuadamente.
Al tratarse de un material delicado, es una superficie susceptible de sufrir arañazos, las cuales a veces, se hacen difíciles de eliminar.

Para ello, necesitamos varios elementos como limpiacristales, un trapo o bayeta y (por ejemplo, de microfibra), una esponja, vinagre fuerte, crema dental, un vinagre fuerte, cera para pulir coches, un pulidor de metales, así como los accesorios para vidrios.

Para limpiar la superficie de cristal de grasa, polvo y suciedad, utilizaremos un limpiacristales, que luego secaremos con papel de periódicos o un paño.

Después, utilizaremos el pulidor para metales y con un trapo o bayeta, fregaremos la superficie con movimientos circulares.

En caso de no tener pulidor para metales, podemos utilizar un poco de pasta de dientes, ya que algunas tienen cristales de mentol que pueden ayudar a eliminar los arañazos.

Sin embargo, es importante prevenir los arañazos en las superficies de vidrio utilizando, siempre que sea posible, un elemento protector bajo el objeto que se quiera poner sobre el mueble de vidrio, como pueden ser manteles, posavasos o cualquier otro elemento que permita aislar el contacto entre el objeto y el vidrio.